Sobre la Oportunidad en el diseño de los programas sociales

Facebook
Twitter
LinkedIn

Sobre la Oportunidad en el diseño de los programas sociales

Palabras clave: política social, gestión, objetivos, diseño, información, oportunidad, población vulnerable, activos políticos.

Respecto a los objetivos de la Política Social, existe un consenso tácito entre los países de América Latina y el Caribe, y los principales organismos internacionales en la materia. Ese consenso internacional señala que la inversión social debe ser en pos de promover la progresión y terminalidad educativa, promover los programas de primera infancia, generar el desarrollo de habilidades para el trabajo, apoyar a las mujeres madres de familia y fortalecer los lazos comunitarios (BID, OCDE, 2020).

Si el lector se encuentra ocupando un cargo en la gestión de la política social o asesorando a quien lo ocupe, debe saber que el debate acerca de si estos objetivos son acertados no importa. La norma en la función ejecutiva es que el tiempo en el que se permanece en ella es acotado; poco se podrá hacer entonces para cambiar los objetivos, y tampoco es el fin del rol que ocupa discutir y teorizar sobre los mismos.

Si los objetivos que marcan el sendero son estáticos, la oportunidad se encuentra en el diseño de los programas, y he aquí el diferencial si se conoce la materia y se reconoce la oportunidad. La amplitud de los objetivos, permite un gran margen de acción en el diseño de los programas sociales.

Ahora bien, si el funcionario se encuentra en un nivel de gestión en el que no interviene en el diseño y solo ejecuta los programas, también allí hay oportunidades. Al estar en un nivel más bajo en la estructura se encuentra más cerca de la operatoria de los programas, por ende saber realizar un diseño y uso eficiente de la recolección de la información y la medición de resultados, será su diferencial que le permitirá diversas transacciones con el nivel superior, al tiempo que le procurara la posibilidad de generar acciones de visibilidad de su gestión, con el mismo costo que si no lo hiciera.

¿Cómo realizar un buen diseño de programas sociales? Para empezar, debe reconocerse el territorio. El campo de la Política Social es frondoso y laberintico producto de muchos años de grandes recursos financieros, duplicación de estructuras de gobierno con propósitos parecidos,  diversificación de programas con el mismo objetivo, y dígase también producto de la fascinación que tiene la política partidaria por la política social. En pos de ganarse la benevolencia de los menos favorecidos, observan en la política social un camino hacia un aumento del caudal electoral, muchas veces sobrevalorado.

Una buena gestión social puede garantizar, consecuentemente, el favorecimiento político de la población vulnerable -habitualmente importante en América Latina-, y un camino hacia un desarrollo humano integral y el desarrollo de las sociedades de las que somos parte.

Retomando el tema del diseño, una vez reconocido el territorio debemos abocarnos a identificar las principales problemáticas que acucian al área geográfica y a la población objetivo que nos ocupa. Es muy importante al definir la problemática, focalizarse en las situaciones y no en los temas. Los temas serán siempre los mismos, ya sea educación, nutrición o generar habilidades laborales; al focalizarse en los temas es muy posible importar programas y soluciones realizados en otras áreas con otras características distintas al área propia, distinta en términos de composición de la población, habitacionales, ambientales, etc. Importar programas, imitar lineamientos no trae buenos resultados.

En cambio si se hace foco en las situaciones conflictivas que se suceden entre la población que nos ocupa, tomando en cuenta el espacio físico en el que se desenvuelven y los actores políticos y sociales involucrados, se obtendrá un mapa de situación valioso de la problemática que debemos resolver. Se observara cuáles son los bienes sociales en pugna, a que se debe la falta de acceso, que rol ocupan cada uno de los agentes involucrados. Este “mapeado” de la situación, nos guiara en la recolección de información eficiente para el diseño de un programa preciso para resolver la problemática que acucia a determinada población; y es de seguro que esa problemática se encontrará dentro de alguno de los temas que el consenso internacional ha definido como prioritarios.

Conclusiones:

  • Para hacer un gran cambio, no solo debemos pensar en qué debemos hacer, el cómo muchas veces es más importante y más definitorio de los resultados que se obtendrán.
  • Al desempeñar un cargo ejecutivo en la gestión social, en cualquier nivel de gobierno, no es momento de pelear contra los molinos de viento, es momento de bailar con ellos. No discuta objetivos, focalice en el diseño.
  • La buena noticia es que es posible una gestión eficiente en política social, con su contrapartida activos en términos políticos

Fuentes Consultadas:

BID, OCDE (2020). Panorama de las Administraciones Públicas de América Latina y el Caribe 2020. Disponible en http://www.oecd.org/about/publishing/corrigenda.htm

 

Por Victoria Valencia para Mentor Político

Más Análisis

nadie escucha a milei

No, nadie escucha a Milei

Sin la válvula de escape que representa Milei hoy, la democracia argentina realmente sí se encontraría amenazada.

Abrir chat
1
¿Podemos ayudarlo?
Bienvenido!
Hola! ¿Tienes alguna consulta? Estamos para ayudarte.